A propósito del nuevo ciclo...

A propósito del nuevo ciclo, si nos planificamos un poco y establecemos desde ahora las cosas a las cuales les daremos entrada, sin duda podremos generar algunos filtros para lo que no queremos y procurar las cosas que consideramos bienvenidas.
Te invitamos a que reflexiones en relación a estas resoluciones propuestas:

Prestarnos más atención a nosotros mismos.
Compartir más tiempo con las personas que amamos.
Demostrar lo positivo que sentimos a nuestros afectos.
Ayudar a quienes se encuentren a nuestro alcance.
Distanciarnos de las personas negativas, física o emocionalmente.
Organizar nuestros espacios.
Donar lo que no necesitemos.
Compartir lo que tenemos.
Pensar en los demás.
Aprender a decir no de manera oportuna.
Asumir la vida con optimismo y esperanza.
Evitar enojarnos por mucho tiempo.
Perdonar a quienes sentimos que nos han ofendido, lastimado o traicionado.
Tomar decisiones sin miedo.
Arriesgarnos a ir por nuestros sueños.
Hacer algo positivo por nuestra salud.
Cuidar nuestro cuerpo, como templo de lo que somos.
Hacer más amigos.
Preocuparnos menos, aprender a soltar y a confiar.
Ser más humildes y reconocer a cada uno de los maestros que nos acompañan en este tránsito.
Evitar los juicios y tratar de ser más empáticos.
Dar mayor importancia a lo que queremos que al qué dirán los demás.
No dedicarle tiempo a lo que no nos guste.
No hacer nada que ponga en riesgo nuestra dignidad.

¿Qué te parecen? ¿Se alinean a lo que quieres en tu vida?
… Sí, son muchas, pero si por lo menos nos enfocamos en las que más necesitamos, ya estaremos aportando algo para que el nuevo año y lo que nos quede de vida, sea mejor que lo que hasta el momento hemos vivido.

Por: Sara Espejo

deseos.jpg
Aura Sanchez