Un brindis por las cosas malas de la vida, gracias a ellas buscamos las buenas!

Un brindis por las cosas malas de la vida, gracias a ellas buscamos las buenas

Definitivamente los momentos complicados o no deseados, que podríamos llamar “cosas malas” de la vida, tienen una capacidad increíble de cambiar parte nuestras vidas. Muchas veces por vivir cosas que no nos han gustado es que decidimos ir tras lo que realmente nos llama, o bien comenzamos a valorar esas cosas que quizás siempre han estado presentes, pero que no hemos sido capaces de apreciar.

Cuando nos hacemos conscientes de que las cosas negativas que hemos afrontado en la vida, han sido las que han generado en gran medida algún cambio que ahora vemos como necesario, no nos queda mucho más que agradecer el haber tenido esa experiencia que en su momento lamentamos y que quizás generó grandes estragos en nuestras vidas.

Parece mentira, pero los momentos más grandes de reflexión en relación a nuestra vida en general se inspiran en cosas trágicas que experimentamos o que presenciamos, mientras más cercanos sean los casos, más nos tocan la fibra, más nos tomamos en serio la posibilidad de hacer las cosas de una manera diferente.
No esperemos a que las perores experiencias nos toquen la puerta, nos toquen el cuerpo, nos toquen la vida, para valorar cada respiro, cada detalle, cada existencia. Honremos nuestra vida, nuestros amores y la capacidad de estar y aprovechar esta oportunidad al máximo. Y si debemos hacer algo con las cosas negativas que nos pasa, que no sea guardan rencor, entristecernos o evadir los recuerdos… Sino que sea agradecer, porque de seguro ha sido lo que nos ha hecho cambiar los cristales con los que veíamos la vida, para amarla con sus subidas y bajadas.
https://rincondeltibet.com/blog/

brindemos.jpg

 —

Aura Sanchez